Etiquetas

, ,

Por la mínima y con una tensión impropia de un partido de la primera jornada de liga, el Hermi El Salvador se llevó el derbi de rugby. Un encuentro marcado por la polémica, las sanciones y los errores por parte de ambos equipos.

22-23: Poco juego, mucha tensión22-23: Poco juego, mucha tensión22-23: Poco juego, mucha tensión
No había pasado ni un minuto del primer partido oficial de la temporada y los espectadores que en gran número se habían acudido a Pepe Rojo veían atónitos como jugadores, técnicos y ayudantes de ambos equipos se enzarzaban en una tángana. Cierto es que se trataba de un derbi, el duelo de máxima rivalidad por excelencia, pero la excesiva tensión acumulada en los minutos o días previos a este partido hizo que el esperado encuentro tomara derroteros que a la postre no gustaron ni a unos ni a otros.Y es que no fue un bonito duelo entre los dos mejores equipos de la pasada temporada. Si emocionante, pero casi todo lo que pasó fue por ‘culpa’ de errores propios, del rival o del colegiado. Un árbitro que tuvo una dificil papeleta entre dos equipos con demasiadas cuestiones pendientes del pasado.

El encuentro arrancó con esa bronca en el primer minuto de juego y con serios contratiempos para un Vrac Quesos Entrepinares que se quedó sin efectivos por culpa de las sanciones, Molina y De la Llana, y las lesiones, Max Vega y Steve Barnes. Con todo, fue el cuadro local quien inauguró el marcador con un golpe de castigo pasado por Griffiths, 3-0.

La respuesta llegaba minutos después con un ensayo de Mamea para los colegiales, 3-5, aunque no tardó el Quesos Entrepinares en volver a ponerse por delante con el ensayo de Valverde. En ambos casos, los ensayos no tuvieron su posterior transformación lo que mostraba los nervios en unos y en otros, 10-5.

Mejor los visitantes

En la segunda parte fue en aumento la dosis de emoción en el derbi pero siguiendo perdiendo puntos la calidad del juego. Con todo, el equipo de Juan Carlos Pérez salió mucho más centrado en su trabajo, frente a los hombres de Diego Merino, que se perdieron en protestas estériles al colegiado y errores no forzados. Eso se tradujo en un carrusel de doce puntos seguidos para los visitantes, que parecían servir para sentenciar el encuentro, 15-23.

Sin embargo, el Vrac no había dicho su última palabra y después de otra bronca multitudinaria y de la expulsión de dos nuevos jugadores, uno por cada bando, llegó un último ensayo del Quesos Entrepinares, por parte de Molina y transformación de Griffiths, que ponían en todo lo alto el desenlace del partido. Apenas quedaban dos minutos, o menos, ya que al ígual que en la primera parte el colegial pitó el final antes de que el reloj de Pepe Rojo marcara el minuto 80, para terminar de exasperar a jugadores y aficionados del vigente campeón de liga.

FICHA TÉCNICA:
22 – VRAC Quesos Entrepinares: Pablo César Gutiérrez, Steve Barnes, Sergio Valverde, Manuel Mora, Ignacio Molina, Borja Estrada, Stefano Tucconi, Kalo Gavidi, Pablo Gil, Gareth Griffiths, Rodrigo López, Daniel Snee, Ignacio Muller, Marco Lora y Frederic Montagut.

23 – Hermi El Salvador: Marcial Castro, Maximiliano Vega, Javier Miranda, Álvaro Torres, Víctor Sánchez, Pablo Reneses, Gerardo de la Llana, Joe Mamea, Pelayo Ramos, Sam Katz, Pedro Rodríguez, Thomas Pearce, Carter, Alejandro Sánchez y Óscar Casado.

Parciales: 3-0, min.3: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 3-5, min.10: Ensayo de Mamea; 10-5, min.24: Ensayo de Sergio Valverde y transformación de Gareth Griffiths; 10-8, min.30: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-8, min.33: Ensayo de Marco Lora; 15-11 min.38: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-14, min.42: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-17, min.52: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-20, min.64: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-23, min.73: Transformación de castigo de Sam Katz; 22-23, min.78: Ensayo de Ignacio Molina y transformación de Gareth Griffiths.

Árbitro: Pedro Montoya. Amonestó a Ignacio Molina y Gerardo de la Llana y expulsó a Pablo Miejimolle y Sergio Castro.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la División de Honor de Rugby 2014/2015 disputado en Pepe Rojo ante 2.200 espectadores.