Etiquetas

,

pabloreneses

Pablo reneses disputando una touch

‘No scrum, no win’ (sin melé no hay victoria). Una máxima de sobra conocida en el rugby resume a la perfección el primer derbi de la División de Honor 2014-15, el que abrió ayer en Pepe Rojo la temporada. El Hermi El Salvador se llevó la victoria, ajustada al final, gracias a sus mejores prestaciones con su primera línea, al dominio en las melés y a los numerosos errores que cometieron los jugadores del campeón liguero, el VRAC Quesos Entrepinares.

El derbi de ayer no pasará a los anales como el mejor en cuanto a juego, ni siquiera se puede decir que fuese espectacular. Tuvo emoción por el marcador, generó demasiada ansiedad (incluso en veteranos, y capitanes, como Peisi y Manu Serrano), con dos tánganas -una al principio y otra al final- y fue el fiel reflejo del momento en el que están ambos, saliendo de pretemporada, con mucha carga física y poco ensamblaje.

Sobre todo en el conjunto que entrena Diego Merino, que es el que más cambios ha sufrido (ayer arrancó con tres nuevos) y que notó la pérdida de poder en la delantera. Y eso que mandó en el marcador hasta el minuto 50 -con un pequeño intervalo de 13 minutos con un 3-5 en el luminoso-. Los de Juan Carlos Pérez, también con tres nuevos en el XV inicial, parecían ayer con más poso y aprovecharon cada melé y cada golpe de su rival para puntuar (18 de sus 23 los firmó Sam Katz con el pie).

Lo que fue el encuentro en sí comenzó con nervios. Primero con lesión de Max Vega, luego de Barnes y, entre medias, primera tángana con dos amarillas (Nacho Molina y Gerardo de la Llana). Y acabó con nueva trifulca y rojas para Pablo Miejimolle y Sergio Castro, que pasaban por allí. Montoya no quiso líos e hizo lo más fácil para un colegiado, lavándose las manos ante lo visto sobre el césped.

Entre medias, poco rugby, menos fases de juego y muchas imprecisiones. El VRAC se adelantó con patada de Gass, supo remontar el único ensayo chamizo, de Mamea, tras un maul, y, a pesar de sus imprecisiones, mandó en el marcador.

Pero tanto golpe y avant fue aprovechado por su rival, con un acertado Katz con el pie y con una defensa que maniató las ideas del rival. Los chamizos siempre parecieron estar más cómodos, aunque sufrieron al final, cuando los queseros se quisieron soltar un poco y se olvidaron de sus errores y su poca fortaleza en la delantera. Lo dicho, sin melé no hay victoria. Y ayer, el Hermi El Salvador superó en esa lid al VRAC Quesos Entrepinares y se llevó los primeros 4 puntos.

VRAC Quesos Entrepinares: Pablo César Gutiérrez, Steve Barnes, Sergio Valverde, Manuel Mora, Ignacio Molina, Borja Estrada, Stefano Tucconi, Kalo Gavidi, Pablo Gil, Gareth Griffiths, Rodrigo López, Daniel Snee, Ignacio Muller, Marco Lora y Frederic Montagut. También jugaron Alberto Pastor, Yannick Pardo, Álvaro Ferrández, Diego Gorosito y Pablo Miejimolle.

Hermi el Salvador: Marcial Castro, Maximiliano Vega, Javier Miranda, Álvaro Torres, Víctor Sánchez, Pablo Reneses, Gerardo de la Llana, Joe Mamea, Pelayo Ramos, Sam Katz, Pedro Rodríguez, Thomas Pearce, Carter, Alejandro Sánchez y Óscar Casado. También jugaron Dani Marrón, Álvaro Núñez y Manu Serrano.

Árbitro: Montoya. Mostró amarillas a Molina y Gerardo de la Llana y expulsó a Pablo Miejimolle y Sergio Castro.

Marcador: 3-0 (min. 3). Golpe de castigo de Gass. 3-5 (min. 10). Ensayo de Mamea. 10-5 (min. 24). Ensayo de Valverde, transformado por Gass. 10-8 (min. 30). Golpe de castigo de Sam Katz. 15-8 (min. 33). Ensayo de Marco Lora. 15-11 (min. 38). Golpe de castigo de Sam Katz. 15-14 (min. 42). Golpe de castigo de Sam Katz. 15-17 (min. 52). Golpe de castigo de Sam Katz. 15-20 (min. 64). Golpe de castigo de Sam Katz. 15-23 (min. 73). Golpe de castigo de Sam Katz. 22-23 (min. 78). Ensayo de Ignacio Molina, transformado por Gass.

Incidencias: Buena entrada, aunque no hubo lleno en los campos de Pepe Rojo.