Etiquetas

, , , ,

El conjunto dirigido por Juan Carlos Pérez fue muy superior durante todo el choque a AMPO Ordizia y logra el pase a semifinales coperas. El Hermi El Salvador fundamentó su triunfo en una férrea defensa y efectividad en los golpes de castigo.

Hay batallas que marcan la historia, batallas épicas que se recuerdan para la eternidad por algún y otro motivo; la batalla de Toro o la de la Ría de Vigo entre otras. Unas confrontaciones que tuvieron como nexo de unión un factor que también ha tenido la batalla de esta mañana en los campos de Pepe Rojo entre Hermi el Salvador y AMPO Ordizia; la niebla. Bajo la bruma se midieron los treinta guerreros en busca del pase a las semifinales coperas.

Un Hermi El Salvador tocado en la delantera quería llevar el partido a su terreno intentanto que AMPO Ordizia no tuviera oportunidad de empujar en la línea de 22. Lejos quedaba ya el partido liguero donde los vascos se impusieron a los pucelanos y las circunstancias eran muy diferentes por los quinces que había sobre el terreno. Era día de batalla, día en el que cada melé, cada touch, cada oval perdido podía ser determinante.

Los pucelanos arrancaron con fuerza y con las ideas claras. Unas ideas que se transformaron en el minuto cuatro en el primer cambio en el marcador con el golpe de castigo transformado por Sam Kartz. Un 10 chamizo que erraría minutos después un golpe de castigo para ampliar la ventaja a los locales. Un conjunto dirigido por Juan Carlos Pérez que tenía el choque bajo control y en el 12 pudo por fin ampliar la renta. Esta vez fue Tom Pearce en una jugada personal el que logró un claro ensayo poniendo el 8-0 en el tanteo. Los guerreros de Ordizia empezaron a empujar las líneas chamizas en busca de recortar las distancias.

En la batalla al choque, los vascos empezaban a tomar ventaja y con un golpe de castigo mediada la primera mitad Daniel Kroll lograba quitar el 0 del marcador visitante. Un electrónico que minutos después sumaría números merced a un error en cadena de los jugadores del Hermi, que propiciaron que Huxford se encontrara con el oval y se pudiera dirigir en solitario bajo palos para poner por delante a Ordizia (8-10). La reacción de los chamizos no se hizo esperar y, de nuevo, Sam Katz, fue el encargado de transformar un golpe de castigo para voltear el resultado.

Estaba siendo una guerra de pequeñas batallas y, cada quince con sus armas, intentaba llevarse el triunfo final. Kroll ponía en franquía a Ordizia por medio de un golpe de castigo, mientras que el Hermi intentaba jugar a rápido a la mano, aunque fue de nuevo con un golpe de castigo con lo que los locales retomaron la cabeza (14-13). El Hermi El Salvador tenía más fuerza, más ganas, más intensidad defensiva, un juego más fluido que le daba ventaja en el envite copero. En los últimos compases, Ordizia empujó con más fuerza las líneas chamizas, y a punto estuvo de anotar por medio de una melé, pero la zaga local aguantó la embestida y se llegó al descanso con la ventaja local (17-13).

Los siguientes cuarenta minutos se preveían apasionantes dado que el cansancio estaba ya haciendo mella en los todos los guerreros. Los chamizos querían poner una muesca más en su oval que les llevara a disputar las semis coperas, mientas que a AMPO Ordizia le quedara una parte para dar la vuelta al marcador e imponerse de nuevo a los chamizos esta temporada. La batalla en la reanudación tuvo sabor local con un ensayo de Carter que, tras la transformación de Katz puso el electrónico en 24-13. Los chamizos tenían el choque donde querían y a Ordizia tocado de muerte. El propio Sam Katz pudo poner la puntilla pero Pearce erró en la recepción del oval en la línea de 22. Pese al fallo, el choque estaba predestinado para que los chamizos lograran la victoria y un excelso Sam Katz volvía a anotar de golpe de castigo (27-13).

En el 52 de juego, Ordizia tuvo uno de sus últimos coletazos y Huxford logró un ensayo que fue anulado por el árbitro acabando con las últimas posibilidades de remontada de los vascos. Un Ordizia que, a falta de diez minutos cuando Sam Katz logró anotar con un nuevo golpe de castigo (30-13), hincó la rodilla en el terreno dando por perdida la batalla.

Pero en toda la guerra siempre hay unos últimos coletazos, esos llevados por el orgullo, donde Ordizia quiso maquillar su imagen y el resultado. Rozaron el ensayo en un par de ocasiones pero no pudieron anotar y la victoria final cayó del lado chamizo que tendrá una nueva batalla en semifinales.

Ficha técnica

Hermi El Salvador: Manu Serrano, Max Vega, Miranda, Reneses, Álvaro Nuñez, De la Llana, Torres, Mamea, Salé, Sam Katz, Blanco, Tom Pearce, Johny Carter, De la Rosa y Pedro (quince inicial) También jugaron Víctor de la Llana, Marcial, Dani, Asís, Sergio Castro, Juan Ramos, Castro y Gorostiza.

AMPO Ordizia: Crende, Mikel García, Lomax, Kitshoff, Asier, Oier Goia, Mugika, Muagututia, Suso, Daniel Kroll, Huxford, Haddar, Iker Korta, Asier Korta y Simpson (quince inicial). También jugaron Jaun Pérez, Maroties, Aizpún, Alberdi, Puyadena, Kepa y Sadaba

Parciales: 3-0 (min. 5) golpe de castigo Sam Katz, 8-0 (min. 13) ensayo de Pearce, 8-3 (min.19) golpe de castigo de Daniel Kroll, 8-10 (min. 20) ensayo de Huxford y transformación de Kroll, 11-10 (min.23) golpe de castigo de Sam Katz, 11-13 (min.26) golpe de castigo de Kroll, 14-13 (min. 28) golpe de castigo de Sam Katz, 17-13 (min.32) golpe de castigo Sam Katz, 24-13 (min.41) ensayo Johny Carter y transformación de Sam Katz, 27-13 (min.49) golpe de castigo de Sam Katz, 30-13 (min.62) golpe de castigo Sam Katz

Árbitro: Alfonso Mirat (colegio madrileño)