Etiquetas

, , , ,

El Hermi El Salvador y el VRAC Quesos Entrepinares se enfrentan en el partido de ida de las semifinales

Raudales de emoción y de rivalidad aseguradas. El Hermi El Salvador y el VRACQuesos Entrepinares vuelven a cruzar sus caminos, esta vez en la Copa del Rey. Pepe Rojo acogerá mañana (12:30) el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey de rugby entre los chamizos y los queseros. Tres semanas después, con el VRACcomo local, se disputará la vuelta también en el feudo de los dos equipos vallisoletanos. Dos partidos y un solo objetivo, conseguir una plaza en la final copera.

Este derbi llega pocas semanas después del último. Las dos veces que los eternos rivales se han visto las caras en competición liguera han acabado con una victoria ajustada para cada uno de ellos. Los queseros ganaron el último y los chamizos, el que abría la Liga.

Será un partido duro, poco vistoso como es habitual, pero con dos equipos que desean conseguir colarse en la final. El Quesos quiere repetir como campeón de Copa y el Chami ambiciona volver a la senda de los títulos, un camino que no pisa en los últimos años.

En el capítulo de bajas, el Hermi tiene las de Víctor Sánchez, Óscar García Casado y Gonzalo Núñez. Pero recupera a su delantero Connor McDonald. El británico se lesionó en el partido de su debut y retorna a un equipo que le va a necesitar para parar la ahora poderosa melé quesera, cuya superioridad resultó clave para que los de Diego Merino se apuntasen el último derbi. Además, debutará el zaguero neozelandés Chris Talanoa, el último fichaje de la entidad chamiza, que en principio comenzará el choque en el banquillo.

Juan Carlos Pérez, técnico del Hermi El Salvador, declaró que su equipo acude a este choque «con un marcado sabor de revancha tras caer en el último derbi. En navidades hemos entrenado muy bien y llegamos en un buen momento».

Reconoció que en último enfrentamiento su equipo se vio superado en uno de sus fuertes, la melé. «Resulta complicado pararles ahí, pues con Woonton y Thompson tienen ahora una delantera con mucho peso. Nos duele que nos superen, sobre todo en el aspecto psicológico. Necesitamos dominar la melé y, si no lo hacemos, sufrimos», dijo.

El preparador del VRAC, Diego Merino, se lamentó de que «solo hemos tenido una semana para preparar este encuentro, pero los jugadores necesitaban vacaciones después de la Copa Ibérica. Estamos animados, ya que nos encontramos a dos pasitos de disputar otra final. La motivación es máxima».

Merino destacó que, con la llegada de Chris Talanoa y la reaparición de Connor McDonald después de su lesión, el rival «ha ganado fondo de armario».

Todo apunta a que la eliminatoria se resolverá en el partido de vuelta. Pero seguro que cada equipo quiere dar un paso importante en el choque de mañana.