Etiquetas

, , , ,

Hermi El Salvador cayó derrotado ante Bathco Independiente y ve frenadas así sus pretensiones en la parte alta de la tabla.

No pudo volver a la competición liguera Hermi El Salvador con victoria, tras el parón de la competición para las vacaciones navideñas y la disputa de la Copa del Rey. Y sigue el equipo blanquinegro, además, sin conocer la victoria sobre el césped artificial de San Román tras perder por 28-22 ante Bathco.

EL DIARIO MONTAÑÉS

Foto: El Diario Montañés

La primera parte dejó claro que los dos equipos sabían del talento de la escuadra que tenían enfrente, por lo que se tentaron a base de mucho juego al pie. De hecho, sólo tardó 3 minutos Sam Katz en inaugurar el marcador, con el primero de los golpes de castigo que pasó hoy. En el minuto 7 llegó uno de los muy escasos despistes de Hermi El Salvador, con una pillería de Izko Armental tras sacar rápidamente un golpe de castigo, que acabaría posando en la zona de marca Juan Anaya, para colocar el 5-3 en ese momento.

Llegarían diversas acciones, continuando con la tónica del juego al pie, que supusieron dos golpes de castigo para cada equipo. Golpes que los pateadores Tobal y García acertaron para el Bathco, mientras que Sam Katz anotó sus dos ocasiones, colocándose así el 11-9 en el marcador con el que se llegó al descanso.

Otra historia diferente se vivió en la segunda parte. Bathco Independiente comenzó a dominar más en la melé y en las fases estáticas del juego, y además, Hermi El Salvador comenzó a sufrir, no sólo en el juego, sino con las lesiones. Se marcharon al banquillo hasta tres jugadores lesionados: Dani Marrón, Connor McDonald y Christopher Talanoa. Esto descentró totalmente a los colegiales, y el dominio de Bathco en la delantera se tradujo en un ensayo de castigo para los verdes, que conseguían distanciarse en el marcador con esa marca.

Sin embargo, Hermi El Salvador demostró que no se rinde, y pese a las lesiones y a la distancia en el marcador los 20 últimos minutos fueron los mejores de los colegiales, con buen juego a la mano, y ocasiones en campo cántabro. Sólo hay un punto a destacar en contra de esta fase, como es la tarjeta amarilla que vio Raphael Blanco en el minuto 67, dejando con uno menos temporalmente a Hermi.

La insistencia tuvo premio, ya que, a pesar de que el partido se ponía prácticamente imposible, la determinación de los de Juan Carlos Pérez era conseguir, al menos, el bonus defensivo. Así, Víctor de la Llana consiguió romper la zaga cántabra prácticamente en el último suspiro, acertando Sam Katz con la transformación, para el 28-22 final.