Etiquetas

, , , ,

Diez horas después de su salida de Valladolid, el Hermi El Salvador llegó a Viadana. El conjunto colegial pasó por el hotel a dejar las maletas -pasadas las seis de la tarde-, y acto seguido se puso el mono de trabajo para realizar una breve sesión en el campo de entrenamiento del club italiano.

La expedición partió en autocar desde Valladolid sobre las ocho de la mañana. El primer destino era el Aeropuerto Aldofo Suárez, en Madrid. Allí llegó un poco más tarde de las diez, donde tuvo que esperar para coger un avión que le llevara hasta Malpensa.

A las dos y media de la tarde se produjo la llegada al Aeropuerto de Malpensa, cerca de Milán. Ese era el punto de reunión con el presidente, Juan Carlos Martín Hansen, que provenía de París por motivos laborales. La espera sirvió para que la expedición pudiera comer y coger fuerzas para lo que quedaba de día. Sobre las cuatro de la tarde se reanudó el viaje. Otra vez en autocar, pero ya con la meta final: Viadana.

Los pupilos de Juan Carlos Pérez llegaron a la localidad italiana cansados después de un viaje que parecía interminable, pero llenos de ilusión. Sobre todo por parte de los más jóvenes. Las bajas de algunos jugadores han dado una oportunidad a chicos de la cantera, que esperan hacer un buen papel y no desaprovechar la oportunidad.

De hecho, la idea principal de El Salvador es disfrutar y seguir creciendo. La mezcla de la experiencia de los veteranos con la ilusión de los pequeños puede ser un punto a favor para el cuadro vallisoletano. “Es un premio para ellos”, confesaba el técnico colegial.

El partido, a priori, será complicado para los colegiales. Juan Carlos Pérez es consciente de que su rival es “un equipo profesional”, por lo que deberán dar el máximo si quieren regresar a casa con un buen resultado y con opciones de pasar en la última jornada.

Tras la sesión del equipo las directivas de ambos clubes tuvieron un encuentro amistoso para formalizar las relaciones. El encuentro europeo se disputará este sábado a las 14:30 horas.