Etiquetas

, ,

El partido del pasado sábado en León fue diferente a lo vivido en lo que va de competición. El encuentro tenía todos los mimbres para ser el más atractivo de la jornada: se enfrentaban primero contra segundo, el equipo más regular contra el equipo revelación, las dominadoras del rugby regional de los últimos años contra quien quiere seguir creciendo, en definitiva, Grupo Hedisa Rugby Albéitar contra Club de Rugby El Salvador.

La motivación era muy grande, las Chamichicas querían desquitarse tras el partido en casa de la primera vuelta y lo hicieron. No perdieron el partido como entonces, en esta ocasión Rugby Albéitar ganó el encuentro teniendo que emplearse a fondo ante un equipo que dio todo lo que tenía y que luchó con un cuchillo entre los dientes ante las adversidades.

Víctor Acebes se lo dejó claro en el vestuario, “no es importante ganar, lo importante es dar todo lo que tenemos y si perdemos que sea porque ya no teníamos nada más que dar y porque ellas hayan sido mejores”. También les recordó la frase insignia del Club esta temporada, “es muy difícil vencer a un equipo que nunca se rinde”. Se respiraba un ambiente diferente al del pasado 8 de noviembre en Pepe Rojo. La concentración era máxima, unas trataban de superar sus miedos leoneses, otras intentaban despojarse de los nervios por la titularidad en la alineación, también había quien trataba de visualizar los ensayos futuros, alguna se ajustaba los vendajes para no quedarse fuera del espectáculo y todas trataban de tornar la ansiedad en motivación.

La tensión se cortaba en las instalaciones deportivas de Puente Castro, las palabras del árbitro, Roberto Baelo, en su vestuario a los delegados de ambos equipos no dejaban lugar a dudas, “qué les habéis dado que están como si se fueran a jugar la vida”. Concentración, concentración y motivación, no hay más. Todas se conocen muy bien, saben cuáles son las fortalezas y debilidades del contrario, los dos equipos son la base de la selección autonómica de rugby femenino.

El Salvador afrontaba el encuentro sin saltadoras en touche por la ausencia de Irene Pérez y las molestias en un gemelo de Cristina Chamorro, aún así Acebes alineó una melé muy potente para mantener la posesión del balón en la delantera. Elisa Castro, Virginia Martín y Mónica Arranz volvían a enfrentarse a un rival de nivel tras la recuperación de sus lesiones. Sandra Velasco se estrenaba como tercera línea. Inés Álvarez recuperaba su posición natural de zaguera y Noemí Viñas la de ala.

Baelo hizo sonar su silbato y Grupo Hedisa Rugby Álbeitar puso en juego el balón. Sin tiempo para colocarse ambos equipos en el campo, León se hace con el oval y tras zafarse del placaje, Sofía Fernández coloca el 5-0 en el marcador. Los fantasmas empezaban a aparecer, las leonesas dominaban el juego y las vallisoletanas se defendían como podían.

Poco a poco las chicas de El Salvador fueron encontrando su juego y conservando el balón. El trabajo de delantera comenzaba a ser efectivo siendo demoledoras en melé, no perdiendo las propias y empujando las contrarias hasta el punto de recuperar el oval o no dejando que levantaran las leonesas el balón con calidad en el pase. Las líneas de defensa eran efectivas y las del Albéitar eran incapaz de atravesarlas. No había un claro dominador del juego y se veía un partido atractivo y abierto, si bien, El Salvador cometía numerosos golpes de castigo que daban aire a las locales. El juego de las tres cuartos blanquinegras comenzaba a ser fluido consiguiendo encadenar varias fases de ataque.

Pero como viene siendo habitual esta temporada, el gafe de las lesiones volvió a cebarse con las chicas de Víctor Acebes. Dalia Madruga tenía que abandonar el campo en el minuto 18 con la rodilla derecha maltrecha. En su lugar entró Raquel Martínez, cambiando la configuración de la línea chamiza al ocupar la posición de ala, Noemí Viñas la de zaguero, Inés Álvarez la de apertura y Elisa Castro la de medio de melé. El tiempo estuvo parado varios minutos y tras la reanudación, en el minuto 20, Sofía Fernández vuelve a posar el balón en la zona de marca vallisoletana.

Si alguien en la grada de León pensaba que ya estaba todo hecho y que El Salvador bajaría los brazos estaba equivocado. Los gritos de ánimo desde el banquillo, la banda y de los pocos, pero ruidosos aficionados vallisoletanos, hicieron que el equipo no se rindiese. Las Chamichicas apretaron los dientes, achinaron los ojos, bebieron agua y continuaron luchando y trabajando en delantera para, cuatro minutos después ensayar bajo palos por medio de Mariana Martínez. Paz Fernández transformaba y acortaba el marcador a un esperanzador 10-7.

Los golpes de castigo y los fallos de placaje hicieron que las leonesas se fueran al descanso con dos ensayos transformados más en los dos últimos minutos de la primera parte. Descanso con 24-7 pero con la sensación de que aún estaba todo por decidir.

Tras el descanso Víctor Acebes refrescó la melé dando entrada en el campo a Mónica Arranz y Patricia Carreño en lugar de Virginia Martín y Ana Pérez, quienes habían cuajado una gran primera parte.

Las lesiones no se habían olvidado de golpear a El Salvador y en el minuto 45 Paz Fernández era retirada en volandas del campo con un posible esguince de rodilla tras placar en su banda al ala leonesa que se escapaba. En el banquillo todos se llevaban las manos a la cabeza mirando al cielo y preguntando ‘¿qué hemos hecho para tener que sufrir esta plaga?´. Su posición la ocupó Inés de Lózar, que supo aguantar las embestidas leonesas por su ala.

No hay mejor manera de superar un golpe que dando otro más fuerte, así lo hizo Inés Álvarez ensayando en el minuto 49 y acortando el marcador con un 24-12 que daba alas al equipo blanquinegro. Siete minutos después volvía a hacerlo gracias a un gran trabajo de la melé. 24-17 y casi media hora de juego por delante. Sin embargo, el Grupo Hedisa se dio cuenta de las carencias en la zaga chamiza y empezaron a colgar patadas tras la línea de tres cuarto creando muchísimo peligro, hasta el punto de que acabó por llegar el último ensayo leonés en el minuto 61. Elia Fernández tuvo que abandonar también el terreno de juego con una fuerte contusión en su mano izquierda.

Las patadas le daban aire a León y asfixiaban a El Salvador. Tras sacar dos veces desde la línea de veintidós por salir el balón de fondo la primera y anulado la segunda, la chicas de Víctor Acebes recuperaron la posesión y el dominio en el juego haciendo lo que mejor saben, poner en funcionamiento el paquete de delantera. Metro a metro, carga a carga, ruck a ruck metieron a Grupo Hedisa a defender en su zona de marca. Malena Alonso, que había entrado en el campo sustituyendo a Cristina Chamorro, conseguía ganar metros y apunto estuvo de ensayar. Las locales sólo eran capaces de evitar el ensayo de las foráneas a base de golpes de castigo, hasta cuatro sin que el árbitro otorgará ensayo de castigo. Cuando parecía que éste llegaría por el trabajo de las gordas vallisoletanas, León recuperó el balón y alejó el peligro colocando el balón en campo chamizo.

María José Fernández, del Grupo Hedisa tuvo que abandonar el campo con un traumatismo nasal.

No hubo tiempo para más. Baelo pitó el final del partido con un 29-17 en las instalaciones deportivas de Puente Castro.

Lo peor del partido: las lesiones de Dalia Madruga y Paz Fernández.
Lo malo del partido: no haber conseguido puntuar.
Lo mejor del partido: la entereza del equipo, la fortaleza mental que tuvieron y la actitud durante todo el encuentro.

Grupo Hedisa Rugby Albéitar ganó porque fue mejor y aprendió que “es muy difícil vencer a un equipo que nunca se rinde”. El Salvador demostró el sábado en León por qué es el equipo revelación de la temporada y dejó claro que su progresión es imparable.

Desde el pasado 28 de febrero el equipo femenino del Club de Rugby El Salvador es MUCHO MÁS EQUIPO. Todas las chicas fueron fundamentales, todas, las que jugaron de inicio, las que estaban en el banquillo, las que acompañaron al equipo pese a sus lesiones, las que animaban desde lejos, TODAS. Víctor Acebes tiene aún mucho trabajo por delante, pero con estos mimbres el trabajo es más apetecible a la par que prometedor.

Por el Club de Rugby El Salvador jugaron de inicio: Raquel García, Ana Pérez, Virginia Martín, Mariana Martínez, Edna Guerra, Sandra Ocariz, Sandra Velasco, Trina Moir, Dalia Madruga, Elisa Castro, Noemí Viñas, Sonia López, Elia Hernández, Paz Fernández e Inés Álvarez. También jugaron: Mónica Arranz, Patricia Carreño, Malena Alonso, Cristina Chamorro, Inés de Lózar y Raquel Martínez

Por el Grupo Hedisa Rugby Albéitar jugaron de inicio: Clara Ayuso, Estefanía Merino, Laura Blanco, Ana Suárez, Ariane Murillo, Rebeca Pirón, Silvia Núñez, India Viguera, Eugenia Aparicio, Ana Herrán, Sonia Martínez, Elisa Vázquez, Ana Gonzalo, Yesenia Araujo y Sofía Fernández. También jugaron: Alba Niño, María José Fernández, Andrea López, Camila Granada y Ainara Felipe.

 

Clasificación:

Equipo Jugados Puntos
1 Grupo Hedisa C.D. Rugby Albéitar 9 44
2 El Salvador 11 42
3 ADUS 11 38
4 Bathco R.C. 10 33
5 Opel Grupo Julian-UBU 10 22
6 Gijón R.C. 10 15
7 Physiorelas Palencia R.C. 10 5
8 Universitario Cantabria R.C. 9 -1