Etiquetas

, , , , , , ,

19585_1_foto

Los técnicos de SilverStorm El Salvador y VRAC Quesos Entrepinares contestaron a las preguntas de los periodistas en la rueda de prensa previa a la final de Copa del Rey de este domingo. Un choque que han trabajado a conciencia, punto por punto.

Sobre la expectación generada por el partido y el lleno en Zorrilla:

Ninguno de los dos esperaba lo que ha ocurrido. “Empezó todo como una ilusión, que poco a poco se fue haciendo una realidad” comentó el técnico de El Salvador. En la misma línea, Merino ve todo como “una avalancha de gente que quiere vivir el espectáculo”. Además, los dos mostraron una visión positiva hacia el futuro.

Sobre la preparación especial del partido por su ambiente, etc:

Juan Carlos Pérez se mostró tajante, pero a la vez comprensivo con el hecho de que sus jugadores están recibiendo presión. “Todo lo que pase en el campo debe ser lo mismo que en cualquier otro partido, pero no podemos obviar todo lo que hay fuera.” También espera que la toma de decisiones sea tranquila. Merino por su parte, ha preparado el partido a conciencia, con algo más de entrenamiento. Quiere que los jugadores se pongan en situación, pero que las rutinas antes de jugar sean las mismas a las de otras semanas.

¿Quién es favorito?

El entrenador de SilverStorm El Salvador piensa que sus rivales son los favoritos, pero matiza: “afrontamos un partido en el que estamos muy igualados, ya no tienen que pasar cosas muy raras para que nosotros ganemos”. Su homólogo del Quesos Entrepinares fue prudente, sin querer colocar a los suyos como claros favoritos, pero dando a entender que si alguno tiene más posibilidades, son ellos. Eso sí, nombró el último enfrentamiento entre ambos como ejemplo de que en un derbi, cualquier cosa puede pasar.

Sobre la influencia del terreno de juego:

Escasa y más cosa del ambiente, que del terreno de juego en sí. Esa es la conclusión de los técnicos de VRAC y El Salvador. El director de orquesta blanquinegro aseguró que “dos metros de diferencia no influirán demasiado, la diferencia estará fuera del campo.” El azulón por su parte, no pudo profundizar tanto en su contestación, ya que su turno de reconocimiento de Zorrilla llegará este viernes a las 13 horas: “No hemos tenido posibilidad de ir aún, pero no creo que vaya a afectar en exceso”

Sobre la canalización de la presión en el vestuario:

Pérez y Merino partieron de una misma idea, pero cada uno explicó sus métodos y los de su vestuario. “Hay que ser positivos y mentalizarnos del hecho de que esto es rugby, se juega igual en cualquier sitio. Pero el domingo tienen que ayudarse dentro, sentirse arropados.” expuso el colegial. El míster quesero contó que han intentado que los jugadores visualicen el partido, la situación de mucho público. “Una vez estas dentro, te metes en el partido y no influye tanto.”

¿Ganar en un partido feo u ofrecer espectáculo?

Los entrenadores de uno y otro equipo reconocieron que están para intentar ganar el partido. Ambos ven el ofrecer espectáculo como algo secundario, y piensan que se logrará de todos modos. Porque ninguno va a cambiar la forma de jugar de los suyos, y hasta el momento creen que les está sirviendo para entusiasmar al público. No obstante, Juan Carlos Pérez sí aseguró que todos tienen una responsabilidad con el deporte del rugby a la hora de darle un empujón este domingo.

Sobre los aspectos que más les preocupan del rival:

El de El Salvador intervino primero, alabando el maul quesero, su juego dinámico, la precisión de Gareth Griffiths con el pie. Pero también dijo haber visto puntos débiles, que por supuesto no desveló en sala de prensa. “En el balance de puntos fuertes y negativos, es el que más fuertes tiene de la liga.” La réplica del de VRAC Quesos Entrepinares comenzó con un elogio al órden táctico chamizo: “Saben muy bien lo que tienen que hacer en cada zona del campo.” También destacó la intensidad general en su juego y las capacidades los organizadores de ataque rivales, diferentes a los del resto del país.

Sobre la posible influencia de la lesión de Manu Serrano en el partido:

Juan Carlos Pérez no quiso descartar al 100% la presencia del capitán blanquinegro en el XV. Asegura que hasta el último test del sábado no se sabrá. Por supuesto, destacó el papel de Manu como hombre de gran experiencia, muy necesario para este partido. En el caso de que no llegue (cosa más que probable), puntualizó: “Yo creo que tenemos una plantilla con la que podemos tapar ese hueco, y habrá otros que tengan que tomar su rol en el campo.” Merino por su parte, también valoró la lesión del capitán: “Al tener una plantilla joven, tener a alguien que de un punto de cordura y que sepa parar el partido para comentar lo que haya que cambiar es muy importante.”

Sobre cómo están viendo desde fuera de Valladolid todo lo que rodea a esta final:

La palabra envidia fue la más citada en este punto de la rueda de prensa. Envidia sana de muchos técnicos de División de Honor y entendidos del rugby en otras zonas del país. Pérez comentó que algunos de ellos acudirán a Zorrilla para ver el espectáculo. Merino destacó el hecho de que nadie pensaba que se llenaría el estadio, y espera que en el futuro se tenga en cuenta y continúe el apoyo.

Por otro lado, la oportunidad que ofrece el encuentro fue valorada por el técnico chamizo como “un tren que sería muy muy feo que lo perdiésemos, y que si ocurriera, no serían merecedores de ello.” También tuvo palabras para alabar la gestión de VRAC y El Salvador, según él, mucho más moderna y acorde al momento que la de la Federación Española. Merino se refirió a la final como un punto de partida tras años de rugby como un deporte residual. “Tenemos la oportunidad de que empiece a sonar.”